Presidente Arce sostiene que llegó el momento del salto industrial de la minería boliviana

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

(La Paz, 15 de enero, Viceministerio de Comunicación).- El presidente Luis Arce comprometió la gestión prioritaria de su gobierno para consolidar la industrialización de la minería boliviana, una vez que está en marcha la reactivación del sector, duramente afectado durante el régimen de facto.

“No podemos desperdiciar los precios internacionales que están al alza, por eso estamos dando un paso cualitativo fundamental y apuntamos a la industrialización de nuestros recursos naturales fundamentales, entre ellos la minería”, señaló durante su participación, esta tarde, en la posesión del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni.

“En nuestros celulares hay estaño y oro boliviano, en nuestros aparatos electrónicos hay material boliviano que vendemos y nos llega de regreso con mayor tecnología. Ahora queremos producir tanto la materia prima como estos elementos y productos tecnológicos; ha llegado el momento de dar el salto industrial”.

Durante la ceremonia sindical, el mandatario revivió emotivos momentos de la historia antigua y reciente del país, y muchos episodios en los que le tocó participar activamente.

“Venir a este acto de posesión, para mí es recordar algunas etapas fundamentales de mi vida: mis épocas de juventud, cuando me tocó asistir como delegado al VI Congreso de la COB acá en Huanuni. También recordé cuando vinimos a Huanuni a hacer campaña, ingresamos a interior mina, saludamos al Tío y cantamos algunas canciones revolucionarias con ustedes. Alguien guardó un video de ese momento que se viralizó y hoy queda como un símbolo de nuestra unidad y victoria”, señaló.

Luego de una recapitulación de la acción y militancia esencial de los mineros en la historia general y reciente de la democracia boliviana, el jefe de Estado recordó cómo para la derecha boliviana el sector minero siempre fue un “botín” preciado y que por ello en el régimen de facto de 2019-2020, su estrategia –como pasó en los 90–, “era destruir nuestras empresas mineras para luego privatizarlas, es decir, venderlas a precio de gallina muerta”.

“Con el retorno de la democracia –finalizó– diseñamos un plan para recuperar y fortalecer nuestra minería; así, inyectamos los recursos necesarios para reactivar nuestra Empresa Minera Huanuni que ahora enfrenta nuevos retos para los que siempre podrá contar con el Gobierno Nacional”.