Luis Arce: “Al igual que la wiphala, nuestra sagrada hoja de coca fue menospreciada durante muchos años”

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

(La Paz, 11 de enero, Viceministerio de Comunicación).- El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, afirmó este martes que el acullico es una práctica ancestral de los pueblos indígena originarios que trascendió fronteras, por lo que pidió a la población revalorizar y respetar este símbolo ancestral.

“Celebramos el #DíaNacionalDelAcullico rindiendo homenaje a nuestra sagrada hoja de coca, que al igual que nuestra Wiphala, fue menospreciada durante muchos años. Desde 2006, nuestro Estado Plurinacional reivindica la cultura de nuestros pueblos indígena originarios”, escribió el Jefe de Estado en la red social Twitter.

Un segundo trino del mandatario señala: “El acullico es una práctica cultural que ha trascendido fronteras. La hoja de coca no puede faltar en las mesas de nuestras familias. Invitamos a revalorizar y a respetar este símbolo ancestral. Continuaremos con la tarea de industrializarla. ¡Jallala nuestra hoja de coca!”. 

La ley N° 286 promulgada el 2016, declaró el 11 de enero de cada año como el Día Nacional del Acullico para rememorar que en 2013, Bolivia se adhirió nuevamente a Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado dentro del territorio.

El acullico, también conocido como coqueo, coquear, boleo, pijchar, y otros, es un ritual ancestral en el que se mastican hojas de coca para aportar proteínas, fibras, calorías y calcio al cuerpo y forma parte de la identidad y cultura del país. El consumo de la hoja de coca disminuye la fatiga, el hambre y la indigestión y cura muchas enfermedades.

La Constitución Política del Estado, en su artículo 384, señala que el Estado protege a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia, y como factor de cohesión social; en su estado natural no es estupefaciente. La revalorización, producción, comercialización e industrialización se regirá mediante la ley.

Arce Catacora anunció que junto al Ministerio de Desarrollo Productivo trabaja en la implementación de una planta de producción de dentífrico hecho de coca.