Gobierno elabora diagnóstico de la cadena agroalimentaria en emergencia sanitaria

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 29 de mayo de 2020 MDRyT.-  Con el objetivo de tener información preventiva y establecer estrategias que busquen la seguridad alimentaria de todos los bolivianos, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) en coordinación con otras instituciones gubernamentales e internacionales, realizó un diagnóstico de la situación en la que se encuentra la cadena agroalimentaria en el país, en el contexto de la pandemia causada por el COVID-19.

El MDRyT y el Ministerio de Defensa, a través del Viceministerio de Defensa Civil (VIDECI) con la asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), elaboró un diagnóstico sobre los efectos del COVID- 19 en la producción agropecuaria y seguridad alimentaria en el periodo marzo y mayo de 2020.

Este trabajo, pretende realizar un relevamiento de información sobre la problemática en la producción y abastecimiento de alimentos básicos para la seguridad alimentaria de origen agropecuario, identificar a los actores claves dentro del eslabonamiento de la cadena de producción, identificar grupos vulnerables.

Los resultados de este trabajo de investigación, definieron en la gestión de riesgos; 93.3 % de los Gobiernos Autónomos Municipales (GAM) activaron sus Comités de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM),96,7% de los GAM se declararon en emergencias.

En cuanto a la cadena alimentaria, el 45% de los GAM declaran que el abastecimiento de alimentos es estable, 43% deficiente, 7% bueno y 5% malo.

En este período de emergencia sanitaria, los factores de daño a la producción agropecuaria se establecieron en el 32% con problemas de transporte (circulación, combustible, mantenimiento de vías, conflictos sociales), el 28% deficiencia acceso a insumos agropecuarios, y el 22% altos costos de transporte.

El informe del diagnóstico señala que en esta cuarentena, los productores agropecuarios definieron como problema, el 29% el tema de transporte, el 27% la comercialización de sus productos, 17% precios bajos, el 13% falta de insumos de producción, entre otros.

El diagnóstico, determinó a los grupos vulnerables; los grupos más vulnerables identificados por los GAM fueron: 25% personas de la tercera edad, 22% personas sin empleo ni ingresos, 20% personas con discapacidad, productores individuales, entre otros.

En el abastecimiento de alimentos, el estudio determinó que el 54% de los GAM manifestaron no haber tenido desabastecimiento y el 46% se informó que sufrió algún nivel de desabastecimiento.

Los principales productos que fue evidente su desabastecimiento fueron: arroz, carne de pollo y res, azúcar, huevo, harina, frutas y aceite, entre otros.

El 36% de los GAM, consideran que se debe aprovisionar de insumos agropecuarios a los productores como son: semillas, fertilizantes, forrajes, entre otros y garantizar la campaña agrícola 2020 -2021.  El 80% de los GAM consideran que no se restablecerá el abastecimiento de insumos agropecuarios con la nueva modalidad de cuarentena.

También, este trabajo de investigación define que los GAM, piden adicionalmente prestar atención a productos no maderables, piscícolas que en sus regiones se constituyen en uno de los principales soportes de su economía. (ej: quinua, castaña, frutas y otros).

Ese diagnóstico, determinó como conclusiones, considerar que la producción agrícola de invierno ya comienza en junio, por lo que será necesario aprovisionar de insumos para iniciar con este proceso especialmente en los valles interandinos y valles.

En el abastecimiento de alimentos, se definió que en general no hubo desabastecimiento de alimentos de origen agropecuario ni de origen industrial, de manera permanente sino temporal, lo cual fue solucionado por los gobiernos municipales. La experiencia de los mercados móviles se convirtió una solución eficiente para el abastecimiento de la población y la desconcentración de gente en los mercados centrales.

En cuanto a la cadena agroalimentaria, se estableció que una característica de los GAM que participaron del diagnóstico, tienecomo base de producción la agricultura familiar.

Las cadenas agroalimentarias durante la campaña agrícola (2019 – 2020) fueron afectadas de manera directa por fenómenos hidro meteorológicos y antrópicos adversos y, de manera indirecta por la crisis sanitaria debido al COVID-19.

Los efectos indirectos producidos por el COVID-19 en las cadenas agroalimentarias se han centrado en los eslabones de la comercialización afectados por la falta de insumos, infraestructura de almacenamiento, problemas en el transporte y la relación normal de los productores con los compradores. La respuesta de los GAM fueron acciones que permitían garantizar la provisión de alimentos a nivel local.

El transporte de alimentos fue uno de los principales problemas identificados por los municipios participantes pues cortaba la regularidad en el abastecimiento entre los productores y los centros de consumo.

Los problemas generados por la crisis sanitaria en los sistemas agroalimentarios muestran la alta vulnerabilidad que tienen los productores familiares, debido a que los principales productos son perecederos, les faltan circuitos de comercialización alternativos a sus rutas naturales, les falta la infraestructura de acopio y almacenamiento que les permita mejorar las condiciones de comercialización.