Cárdenas evaluará la Ley Avelino Siñani y postulará transformación educativa

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 29 de enero de 2020 (MC).- El nuevo ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, planteó el miércoles, que entre sus tareas está el encaminar una evaluación sobre la aplicación de la Ley de Educación Avelino Siñani – Elizardo Pérez. Además proyectó la construcción, a mediano y largo plazo, de un pacto nacional por la transformación educativa.

“Trabajaremos en la preparación de los términos de un sereno balance de los 13 años de aplicación de la Ley Avelino Siñani y otras normas para facilitar el trabajo del futuro Gobierno elegido por el voto popular y que construya más pronto que tarde un gran pacto nacional por la transformación de la educación boliviana”, anunció Cárdenas.

De acuerdo al Ministro, el nuevo pacto debe escuchar propuestas de todos los sectores involucrados en la educación boliviana, como profesores, padres de familia, Estado, medios de comunicación, universidades, iglesias y organizaciones sociales e indígenas, entre otros.

Indicó que esa meta no puede construirse a corto plazo, pero su objetivo, durante el periodo que esté en el Ministerio de Educación, será preparar los términos que permitan encarar con mayor facilidad ese proceso, en beneficio de la educación boliviana.

Sobre la evaluación de la implementación de la Ley Educativa Avelino Siñani-Elizardo Pérez, dijo que tiene aspectos positivos, pero también grandes problemas porque fue impuesto y no consensuado con la población boliviana.

La Ley Avelino Siñani – Elizardo Pérez fue promulgada en diciembre de 2010 durante el Gobierno del presidente Evo Morales. La norma reemplaza al anterior sistema instaurado por la Ley de Reforma Educativa de 1994, en la administración de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Su implementación fue progresiva. En 2013, por ejemplo, inició un nuevo sistema educativo con seis cursos de Primaria y seis de Secundaria. El currículo propone rescatar los saberes ancestrales.