La igualdad, la justicia y la libertad previenen la violencia y mantienen la paz.

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 10 de diciembre de 2019 (MC).- Hoy, 10 de diciembre es una fecha particularmente destacada porque conmemoramos el Día de los Derechos Humanos. En un sentido amplio esto quiere decir que: como seres humanos celebramos nuestra capacidad y conciencia para pensar y obrar según nuestra propia voluntad en relación al bienestar de los demás.

Recordemos que en 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó un documento histórico en defensa de los derechos inalienables e inherentes a todos los seres humanos; respetando razas, religiones, géneros, idiomas, opiniones políticas e identidades sexuales. Ante lo expuesto, cabe distinguir que todas las personas comenzamos a construir nuestros derechos en nuestros hogares, en las calles y en las instituciones y si ahí no prevalecen, difícilmente se los defenderá en otros espacios.

Los derechos humanos son el centro de los objetivos gubernamentales, ya que sin dignidad humana no podemos impulsar el desarrollo sostenible. Bolivia, como en otras naciones, tiene presente ese espíritu en su Constitución Política del Estado; inspirándose constantemente en ella, es urgente promover mediante la educación, el respeto y cumplimiento de los derechos y libertades de carácter personal, social, económico y cultural.

En Bolivia, actualmente, el liderazgo de la juventud ha resurgido ante la conflictiva coyuntura política como agentes constructivos de cambio que se oponen al racismo, a discursos de odio y muchas otras temáticas. Su organización como movimientos colectivos contribuyen a la construcción de un presente con la esperanza de un futuro mejor. En este sentido, son los jóvenes los que están a la vanguardia de las movilizaciones, tienen la misión y responsabilidad de promover un cambio positivo con nuevas ideas y soluciones para conseguir un mundo mejor.

La defensa por nuestros derechos requiere nuestra participación en la vida pública, se tiene que continuar generando debates con repercusiones a nivel mundial, es nuestra condición humana la que nos une a todos, pues el día en que olvidemos la existencia de estos valores, la humanidad entera estaría corriendo riesgos. Por lo tanto, manteniendo el sentimiento por preservar la paz defendamos los principios de nuestra existencia y así vivir en un mundo sin violencias.