Vicepresidente: los últimos diez años han sido la década de oro del departamento de La Paz

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 15 de julio de 2019 MC).- El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, afirmó la mañana de este lunes que los últimos diez años han sido la década de oro en crecimiento económico del departamento de La Paz. Las palabras del Mandatario fueron expresadas durante la sesión de honor de la Asamblea Departamental que celebró los 210 años de la gesta libertaria del 16 de julio de 1809.

“La década de oro de Bolivia es también la década de oro del departamento de La Paz, que permite decir que de 2 mil millones, al iniciar el siglo XX, pasemos a 11.300 millones de dólares, en 2018, del total de su economía”, explicó, citado por un boletín de prensa de la Vicepresidencia del Estado.

García Linera indicó que La Paz aporta el 28% del total de la economía boliviana y precisó que los pilares económicos del departamento son la minería, la administración pública, la agricultura, la manufactura, los servicios y otros.

De la misma manera, la autoridad nacional destacó que La Paz sea el departamento en el que más se ahorra con 12.835 millones de dólares en depósitos bancarios, y destacó que cerca de 600 millones de dólares es el monto que la gente se ha prestado para obtener su vivienda propia o hacer construir y/o mejorarla.

En ese contexto, García Linera sostuvo que la inversión pública ha crecido hasta más de 900 millones de dólares. “Esto es lo que permite que el departamento de La Paz mantenga una dinámica productiva, comercial y laboral muy importante”, agregó.

El Segundo Mandatario aseguró que La Paz también incrementó los montos de transferencia a la Gobernación, a las universidades públicas y municipios. Sin embargo, lamentó que ninguna gobernación del país haya logrado obtener recursos propios mediante la implementación de actividades productivas.

Por otro lado, el Vicepresidente señaló que se entregará un total de 492 obras, con una inversión de 283 millones de dólares o más de 1.900 millones de bolivianos, durante este mes aniversario cívico del departamento.

Esas obras están relacionados con la construcción de carreteras, puentes, proyectos agropecuarios, sistemas de agua potable, de riego, infraestructura para la salud y muchos otros. “El Estado se ha convertido en el motor de la economía de los nueve departamentos y, en particular, de La Paz”, complementó.

De igual manera, dijo que los motores de la economía a futuro serán la minería, manufactura, servicios, hidrocarburos, electricidad y agricultura, por lo que se debe trabajar en aunar esfuerzos para alcanzar un mayor desarrollo.

García Linera dijo que, por ejemplo, el Estado ha incentivado el desarrollo de la agricultura en el norte de La Paz, aunque admitió que ese esfuerzo requiere del acompañamiento del sector privado y de las comunidades campesinas.

No obstante, admitió que el desafío a corto y mediano plazo es desarrollar y mejorar esas iniciativas, con el fin de obtener —por ejemplo— más alcohol de la caña de azúcar para el etanol e incentivar el cultivo de soya para conseguir el biodiesel, comida para la producción avícola y el ganado porcino.

“El Estado solo no va a poder en el norte de La Paz, pero el Estado, con el movimiento campesino, con los hermanos interculturales, con el movimiento indígena, con el empresario privado, pequeño y mediano, logrará que el norte de La Paz tenga una expansión inusitada de actividad económica”, destacó la autoridad nacional.

Respecto al planteamiento de construir la represa de El Bala y Chepete, García Linera dijo que se cuentan con los más de 3 mil millones de dólares para su concreción, pero que la decisión es de la población paceña. “Nosotros creemos que esto es algo que va a favorecer al desarrollo y al liderazgo del departamento de La Paz”, añadió.

“Bolivia va a generar su desarrollo para su población, respetando el medioambiente, pero siempre con justicia social, ese es nuestro destino”, insistió el Vicepresidente.

“La Paz está bien, pero puede estar mucho mejor con servicios, energía e hidrocarburos, agricultura tradicional y nueva, sobre esos ejes, en los siguientes años y las siguientes décadas, no solamente vamos a mantener el liderazgo económico, sino que también vamos a generar mejores condiciones de vida para nuestras familias”, enfatizó.