Bolivia y Rusia suscriben Declaración Conjunta que reafirma el compromiso de fortalecer los lazos bilaterales

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 11  de julio de 2019 (MC).- Los Presidente de Bolivia, Evo Morales y de Rusia, Vladimir Putín suscribieron este jueves, una Declaración Conjunta que reafirma el compromiso mutuo de seguir fortaleciendo los lazos bilaterales, tradicionalmente estrechos, de amistad, igualdad y la cooperación mutuamente beneficiosa. A continuación se presenta el documento oficial. 

 

Declaración Conjunta del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, y el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, sobre el Fortalecimiento de la Coordinación en los Asuntos Internacionales (Moscú, 11 de julio de 2019)

Invitado por el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma visitó Rusia. El 11 de julio de 2019, se celebraron negociaciones oficiales de los Jefes de Estado, durante las cuales  reafirmaron su compromiso con los acuerdos fijados en la “Declaración Conjunta sobre la Asociación en los Asuntos Internacionales entre el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma y el Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin”, del 13 de junio de 2018, así como expresaron su compromiso mutuo de seguir fortaleciendo los lazos bilaterales, tradicionalmente estrechos, de amistad, igualdad y la cooperación mutuamente beneficiosa.

Los Presidentes resaltaron el fortalecimiento consecuente de los vínculos ruso bolivianos cuya historia cuenta con más de 120 años, basados en la confianza mutua, la solidaridad y ayuda recíproca, la creciente importancia de colaboración de ambos países en los asuntos internacionales. Destacaron que el fomento de los lazos multifacéticos en los ámbitos político, comercial, económico, inversionista, técnico-militar y humanitario, así como el fortalecimiento de la asociación bilateral en el ámbito internacional responden plenamente a los intereses fundamentales de los Pueblos ruso y boliviano.

Los Presidentes hicieron constar con satisfacción la coincidencia de las posturas de Rusia y Bolivia sobre una amplia gama de temas de la agenda internacional y se pronunciaron por seguir consolidando la cooperación entre dos Estados en el marco de los principales foros multilaterales. Destacaron la importancia de seguir colaborando sobre la base del Acta de Intenciones de interacción consultiva entre el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia y el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia en foros internacionales multilaterales, a nivel de las Representaciones Permanentes y de las delegaciones de ambos países del 19 de septiembre de 2017.

Los Jefes de Estado expresaron su disposición a profundizar la interacción con el objetivo de construir un orden mundial multipolar justo y sostenible, asegurar la gobernabilidad sostenible del desarrollo internacional y reforzar las iniciativas colectivas para resolver los problemas internacionales, basándose en el Derecho Internacional, especialmente, las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas.

Los Presidentes tomaron nota del papel destructivo de las políticas de ciertos Estados, que mediante sus actos socavan la integridad del sistema de Derecho Internacional e intentan imponer sus propias normas no acordadas como las normas universales.

Observando la necesidad de una solución política y diplomática de las controversias entre los miembros de la comunidad internacional, ambos Jefes de Estado reafirmaron su compromiso con los principios de igualdad soberana de los Estados, no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, asimismo, como condenaron enérgicamente la aplicación extraterritorial ilegal de la legislación nacional, el uso de sanciones unilaterales, al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas orientadas al aumento de presión sobre los regímenes que incomodan a ciertos Estados, asimismo condenaron los intentos de derrocar gobiernos legítimos por la fuerza, en violación del derecho internacional y atentan en contra la soberanía de los Estados.

El Presidente de Rusia señaló que Bolivia, durante el periodo de su participación en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2017-2018, hizo una contribución significativa a la solución de problemas multilaterales pertinentes de nuestro tiempo y confirmó su reputación como actor comprometido y responsable en las relaciones internacionales y con el sistema multilateral, sobre la base de una política equilibrada e independiente.

Los Presidentes subrayaron la importancia de que la renovación de la arquitectura internacional refleje la diversidad del mundo moderno y expresaron su apoyo a la continuación de las negociaciones intergubernamentales sobre la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con miras a su democratización, acorde con la realidad internacional actual, ante todo mediante la incorporación de los países en desarrollo de Asia, África y América Latina.

Los Jefes de Estado destacaron el papel central de la Organización Mundial del Comercio en la elaboración de normas universales de comercio internacional y se pronunciaron en contra de la fragmentación del sistema de comercio global.

Los Presidentes dieron prioridad al mantenimiento de la seguridad internacional, incluida la preservación y el fortalecimiento de la arquitectura internacional del control de armamentos, el desarme y la no proliferación de las armas de destrucción masiva, así como se manifestaron a favor de seguir fortaleciendo la estabilidad mundial como base para garantizar una paz duradera basada en el principio de seguridad igual e indivisible para todos los Estados. En ese sentido, la importancia de la Presidencia de Bolivia de la Primera Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas ha sido destacada por el Presidente de la Federación de Rusia.

Los Jefes de Estado señalaron la importancia de fortalecer el sistema actual de no proliferación de las armas nucleares y de su piedra angular que es el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares. Subrayaron la importancia de la ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, por todos los países de los cuales depende su entrada en vigor, con el objetivo de fortalecer la paz y la seguridad mundiales.

Los Jefes de Estado convinieron continuar una coordinación estrecha de las acciones relacionadas con el desarme químico en la Asamblea General de las Naciones Unidas y en otros foros internacionales. Asimismo, declararon su determinación de apoyar esfuerzos de la comunidad internacional dirigidos a la preservación de la integridad de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción, así como la prevención de la politización de las actividades de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

Los Presidentes abogaron por fortalecer la implementación de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción, incluso mediante la aprobación de un Protocolo a la Convención que incluya un mecanismo efectivo de verificación de su cumplimiento, así como por esfuerzos conjuntos para luchar contra las actividades contrarias a la Convención. Las decisiones respecto a la Convención deben examinarse, prepararse y adoptarse con la plena participación de los Estados Parte, en particular de Rusia y Bolivia.

En respuesta a las amenazas del terrorismo químico y biológico, los líderes confirmaron la necesidad de lanzar negociaciones multilaterales sobre el Convenio Internacional para la Represión de los Actos del Terrorismo Químico y Biológico en la Conferencia de Desarme en Ginebra.

El Presidente de la Federación de Rusia aprecia altamente los resultados de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia en el Comité 1540 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que concluyó el 31 de diciembre de 2018. Los Presidentes expresaron su disposición a continuar una interacción estrecha en las Naciones Unidas y otras plataformas multilaterales para la aplicación de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 28 de abril de 2004.

En el contexto de la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 73/31 del 5 de diciembre de 2018, sobre el “Compromiso de no ser el primero en emplazar armas en el espacio ultraterrestre”, así como la Declaración Conjunta del 12 de abril de 2016 firmada por Rusia y Bolivia, los Jefes de Estado subrayaron la importancia de preservar el espacio ultraterrestre libre de armas y accesible para exploración y uso con fines pacíficos en beneficio de todos los Estados independiente de los niveles de su desarrollo científico y económico. Los líderes de ambos países expresaron su grave preocupación por la perspectiva real de una carrera armamentista en el espacio ultraterrestre y su conversión en un ámbito de confrontación militar. A este respecto, confirmaron que la prohibición del emplazamiento de armas de cualquier tipo en el espacio ultraterrestre, incluso mediante el desarrollo de un instrumento multilateral adecuado jurídicamente vinculante, podría prevenir una grave amenaza para la paz y seguridad internacional.

Los Presidentes acentuaron la importancia fundamental del estricto cumplimiento de los acuerdos jurídicos internacionales en vigor que prevén el uso del espacio ultraterrestre con fines exclusivamente pacíficos en interés del desarrollo de la cooperación internacional y el entendimiento mutuo.

Los Jefes de Estado reconocieron la importancia de la elaboración de un mecanismo multilateral para la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio ultraterrestre y la seguridad de operaciones espaciales, en el marco de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos.

Los Presidentes se oponen a la manipulación política y al chantaje monetario en la cooperación internacional económica y comercial, condenan la pretensión de algunos países que consideran tener el derecho de decidir sobre la conveniencia y parámetros aceptables de la cooperación entre otros Estados, así como manipular los requisitos del régimen global de no proliferación de las armas de destrucción masiva para ajustar cuentas políticas y ejercer presión sobre Estados con los que no coinciden en visiones.

En el entendido de que no hay alternativa al Plan de Acción Conjunto y Completo (PAIC) para resolver la cuestión del programa nuclear iraní, los  Presidentes afirman su compromiso continuo con la aplicación consecuente de estos acuerdos conforme a la Resolución 2231 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y al artículo 25 de la Carta de las Naciones Unidas y declaran su oposición a sanciones unilaterales contra la República Islámica de Irán, así como destacan su determinación de continuar la cooperación comercial y económica con Irán, mutuamente beneficiosa.

Los Jefes de Estado abogaron por la consolidación de los esfuerzos de la comunidad internacional en su lucha contra el terrorismo, incluido el combate contra su financiación, difusión de la ideología y propaganda terrorista, movimientos transfronterizos de combatientes terroristas extranjeros, con el papel central y coordinador de las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad, mediante la aplicación de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, así como advirtieron la inadmisibilidad del uso de dobles raseros en esa esfera.

Los líderes de los dos países reiteraron que Rusia y Bolivia están dispuestas a desarrollar la cooperación en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia organizada transnacional y el tráfico ilícito de drogas.

Los Presidentes expresaron su preocupación ante la posibilidad de usar las tecnologías de la información y la comunicación con propósitos incompatibles con los objetivos del mantenimiento de la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales, así como para fines terroristas y otras actividades delictivas. Reconocieron la necesidad de seguir elaborando las normas de comportamiento responsable de los Estados en el espacio de información que consagran los principios del no uso de la fuerza, el respeto a la soberanía del Estado y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados y que estipulen el uso de esas tecnologías exclusivamente con fines pacíficos, así como la focalización de los esfuerzos de la comunidad internacional en prevenir conflictos en el entorno de la información y evitar el ensanchamiento de la "brecha digital".

Los líderes de los dos países destacaron la coincidencia central de los enfoques de Rusia y de Bolivia en el ámbito de la seguridad de la información internacional, incluida la lucha contra el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para los fines político-militares, terroristas y otros fines criminales, expresaron su interés mutuo en desarrollar la cooperación en esta esfera y resaltaron la necesidad de coordinar las actividades en los foros internacionales pertinentes.

Los Presidentes reafirmaron el interés en la profundización de la cooperación en el campo de la protección del medio ambiente y en el aumento de la capacidad de resistencia a los cambios climáticos, y la promoción y el desarrollo de tecnologías de energía avanzadas y fuentes de energía renovables.

Los líderes de los dos países confirmaron su intención de fortalecer la interacción en el marco del Foro de Países Exportadores de Gas con el objetivo de asegurar un desarrollo sostenible de la industria del gas y aumentar la proporción del gas natural en la canasta mundial de energía como el combustible fósil más eficiente y ecológicamente aceptable.

Los Jefes de Estado subrayaron su compromiso de implementar la Agenda 2030, aprobada el 25 de septiembre de 2015, incluido los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los Presidentes pusieron de relieve la importancia de salvaguardar la biodiversidad y garantizar la integridad de todos los ecosistemas, incluidos los océanos, reconocidos por algunas culturas como la Madre Tierra.

Los Jefes de Estado reafirmaron su disposición a continuar sus vigorosos esfuerzos encaminados a combatir la politización de la agenda internacional en la defensa de derechos y el uso de los derechos humanos como pretexto para interferir en los asuntos internos de los Estados soberanos y emplear contra ellos medidas coercitivas unilaterales que rebasan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como resistir a los intentos de diluir el carácter intergubernamental de las actividades de las organizaciones internacionales universales y regionales, falsificar y reescribir la historia, a fin de socavar el sistema actual de relaciones interestatales y el Derecho Internacional.

Los líderes de los dos países subrayaron la inadmisibilidad de los intentos de distorsionar la historia y revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial. Rusia aprecia de gran manera el apoyo constante prestado por Bolivia al proyecto de resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas titulada "Combatir la glorificación del nazismo, el neonazismo y otras prácticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia".

Los Presidentes recalcaron su rechazo a la práctica de difundir información falsa y provocaciones en los medios de comunicación, en particular mediante campañas destinadas a desacreditar a los Estados soberanos a nivel internacional y desestabilizar su situación política interna.

Los líderes de ambos países se pronunciaron a favor de una América Latina unida que goce de una estabilidad política y económica, subrayando que solamente bajo esas condiciones la región podría establecerse como uno de los pilares de un mundo multipolar emergente.

Los Jefes de Estado subrayaron la inadmisibilidad absoluta del resurgimiento en el mundo moderno de la filosofía colonial en el espíritu de la Doctrina Monroe, los intentos de socavar los procesos de integración regional impulsando de manera artificial la polarización política o promoviendo el derrocamiento anticonstitucional de oponentes ideológicos.

Los Presidentes condenaron enérgicamente los intentos de injerencia en los asuntos internos de Venezuela y reafirmaron su compromiso con una solución pacífica de la crisis política en ese país y el final del enfrentamiento interno sobre la base del respeto del estado de derecho y la legislación vigente. Señalaron como absolutamente inaceptable la presión sobre Caracas mediante los mecanismos de sanciones unilaterales, medidas aislacionistas y amenazas de uso de la fuerza.

En este contexto, los Jefes de Estado saludaron la iniciativa anunciada en las Naciones Unidas de crear un grupo informal de países para proteger los objetivos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, así como las normas del Derecho Internacional.

Los Jefes de Estado resaltaron la adopción de la Resolución 71/178 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 19 de diciembre de 2016 que proclamó el 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, que tiene la finalidad de llamar la atención sobre la pérdida de los idiomas indígenas y la necesidad de conservar, revitalizar y fomentar las mismas, a nivel nacional e internacional.

Los Presidentes acordaron seguir trabajando juntos para fortalecer la cooperación mutuamente beneficiosa entre Rusia y los organismos de integración regionales de América Latina y El Caribe, principalmente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), cuya Presidencia Pro Témpore durante el 2019 la ejerce Bolivia. En este contexto, resaltaron la importancia de revitalizar el Mecanismo permanente de diálogo político y cooperación entre CELAC y la Federación de Rusia (CELAC-Rusia) establecido en 2015 y de celebrar lo antes posible una Reunión Ministerial entre Rusia y el Cuarteto de la CELAC.

En el contexto de la Presidencia Pro Témpore de Bolivia en la Comunidad Andina en 2019-2020 el Presidente Evo Morales Ayma expresa su disponibilidad a coadyuvar al fortalecimiento y la ampliación de la interacción entre Rusia y este bloque de integración en el marco del mecanismo del diálogo político y la cooperación establecido en el 2001.

El Presidente de la Federación de Rusia saluda el interés mostrado por el Estado Plurinacional de Bolivia en establecer vínculos con la Unión Económica Euroasiática a fin de seguir aumentando la cooperación mutuamente beneficiosa en materia de comercio e inversión.

Los Presidentes destacaron la suscripción en el marco de la visita oficial a Rusia del Presidente Evo Morales Ayma del: “Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Energía de la Federación de Rusia y el Ministerio de Energías del Estado Plurinacional de Bolivia sobre la Cooperación en el Sector Energético”; del “Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y la Oficina Ejecutiva del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia para la Realización de Consultas en el Ámbito de la Seguridad Pública”; el “Acuerdo sobre Cooperación entre el Ministerio del Interior de la Federación de Rusia y el Ministerio de Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia”; el “Acuerdo de Cooperación entre la Academia Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia y la Academia Diplomática Plurinacional del Estado Plurinacional de Bolivia; el “Memorándum de Entendimiento entre el Servicio Federal de Supervisión Ambiental, Industrial y Nuclear de la Federación Rusa y la Autoridad de Fiscalización de Electricidad y Tecnología Nuclear del Estado Plurinacional de Bolivia para la Cooperación en el Ámbito de Regulación de la Seguridad Nuclear y Radiológica en el Uso Pacífico de la Energía Atómica”; el Memorándum de entendimiento entre la Corporación Estatal de Energía Atómica “Rosatom” y el Ministerio de Energías del Estado Plurinacional de Bolivia sobre la Cooperación para el Desarrollo de la Industria de Litio instrumentos que permitirán seguir afianzando las relaciones de cooperación entre ambos Estados.

El Presidente Evo Morales Ayma expresó su gratitud al Presidente Vladímir Putin por la cálida acogida en Rusia y lo invitó a visitar Bolivia.        

 

Presidente de la Federación de Rusia         Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

            Vladímir Putin                                           Evo Morales Ayma