Brasil ofrece comprar todo el excedente eléctrico de Bolivia

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 15 de noviembre de 2016 (CAMBIO).- Antes de la puesta en marcha de las plantas hidroeléctricas que generarán excedentes de electricidad, Brasil se adelanta y ofrece comprar toda la energía que Bolivia produzca en 2020, informó a Cambio el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez.

La pasada semana, los Gobiernos de Bolivia y Brasil, a través de sus entidades estatales como la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y su similar brasileña Eletrobras, firmaron dos convenios para sentar las bases de integración energética entre ambas  naciones.

“Brasil nos dice que toda la energía excedente que tengamos está disponible a comprarnos. Con un crecimiento de 3% que estiman que van a tener en 2018, ellos demandarían anualmente entre 5.000 megavatios (MW) que tienen que adicionar cada año”, informó el Ministro de Hidrocarburos.

En ese contexto, los equipos binacionales acordaron construir el proyecto hidroeléctrico del río Madera con una capacidad de generar 3.000 MW. En la primera fase el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) otorga un presupuesto de $us 600.000 a fondo perdido para realizar los estudios previos del proyecto.

Añadió que Brasil está interesado en desarrollar de forma conjunta el proyecto hidroeléctrico El Bala, el complejo Rositas y otros emprendimientos que generarán excedentes para la exportación.

“Ante la caída del precio del petróleo vender energía es un negocio rentable porque el precio es mayor que los derivados del petróleo y gas”, apuntó Sánchez.

La meta es lograr una renta eléctrica a partir del año 2020, similar a los recursos que se genera con la exportación de gas natural.

Otro de los puntos positivos de la implementación de proyectos hidroeléctricos, Sánchez precisó que se terminará con el subsidio a la generación de electricidad a través de las plantas termoeléctricas.

“Hoy estamos consumiendo aproximadamente siete millones de metros cúbicos día, para generar energía eléctrica con las termoeléctricas, y estamos con un precio de 1,3 dólares el millar de BTU. Hoy el precio de exportación está en 4 dólares, el millar de BTU, entonces teniendo un fuerte componente hidroeléctrico no estaríamos subsidiando la generación de las termoeléctricas”, señaló Sánchez.

Añadió que la liberación de ese gas que consumen las plantas termoeléctricas se podría destinar al mercado externo con el objetivo de generar más recursos económicos para los gobiernos locales.

Al 2020, el Gobierno proyecta generar un excedente de 2.500 MW con el aporte de las plantas hidroeléctricas, mientras que en 2025 se estima producir un excedente de 10.000 MW.

“Vendiendo a los precios actuales estimamos ingresos anuales de 2.500 millones de dólares anuales, entonces es una renta parecida a la renta de gas que tenemos actualmente y se puede generar más recursos para el Estado”, proyectó la autoridad de Hidrocarburos en declaraciones a Cambio.

---

Mercado  asegurado con Brasil

Bolivia se perfila a convertirse en el centro energético de la región con la exportación de electricidad, y Brasil ya está interesado en comprar toda la energía excedente.

La meta es generar una renta eléctrica similar a la de hidrocarburos, que se tiene con la exportación de gas natural a Brasil y Argentina.

---

Las cifras

10.000 megavatios de excedentes de energía se estima generar hasta 2025 con plantas hidroeléctricas.

2.500 millones de dólares se prevé generar con la exportación de electricidad, según proyectó el Gobierno.