MORALES SE DICE LLANO A PERDONAR A 'ALGUNOS OBISPOS'

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 19 de agosto (ABI).- El presidente Evo Morales se dijo el lunes llano a 'perdonar' a 'algunos obispos' de la Iglesia Católica por la excomulgación de 4 ministros bolivianos, Amanda Dávila (Comunicación), Claudia Peña (Autonomías), Teresa Morales (Desarrollo Productivo) y Roberto Aguilar (Educación) que patentaron una postura contraria a la que pregona la Iglesia Católica sobre el aborto.

'Perdonamos, no estamos dolidos ni resentidos, porque estamos convencidos que cada quien tiene derecho a opinar', afirmó el mandatario en declaraciones a la ABI, al tiempo de lamentar 'mucho que algunos obispos, felizmente muy pocos, tengan la mentalidad que imperó en los tiempos de la Santa Inquisición', siglo XIII, cuando sin siquiera juicios sumarios miles fueron lanzados a las hogueras o martirizados.

Dos semanas después de encontrarse en Rio de Janeiro, durante un encuentro mundial de la juventud católica, con el jerarca de la Iglesia Católica, Papa Francisco, Morales abonó su 'tolerancia' y, como 'Jesucristo, que ha dado su vida por los demás', se dijo dispuesto a ofrecer 'la otra mejilla' en este incidente.

Morales y el Santo padre se encontrarán la primera semana de setiembre en Ciudad del Vaticano.

Las declaraciones del mandatario boliviano, católico confeso, se registraron mientras Página 7 y la Iglesia Católica se enfrascaban en una polémica en torno a las declaraciones del secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor José Fuentes, citadas por el impreso.

Sin mencionar de nombre y apellido a los ministros supuestamente excomulgados, Fuentes, citado por el tabloide, dijo que 'la persona que aborta, que anima a otro a abortar así como los relacionados en salud, que participan en un aborto (...), cometen el pecado ante Dios, porque se convierten en dueños de la vida y el único dueño de la vida para nosotros, es Dios. Ese pecado se llama excomunión y por tanto no puede comer el cuerpo de Cristo'.

Por vía del secretario ejecutivo de Comunicación de la CEB, José Rivera, la Iglesia Católica desmintió este mismo lunes la versión de Página 7 y la calificó de 'interpretación', 'ingrata, errónea y equivoca'.

'Es una información ingrata que desmentimos. La información es errónea, equivoca y no queremos creer que sea tendenciosa por las consecuencias que puede traer', señala Rivera, en un boletín de prensa digital difundido en el portal internet Iglesia Noticias.

La CEB aclaró, además, que la excomunión, que desató la separación Estado-Iglesia en la Europa medieval y las rebeldías del polígamo Enrique VIII, no se concreta con una simple declaración, sino, por su historia, con un largo protocolo.

Página 7 anunció la traducción literal de la entrevista y se ratificó en el informe que abrió su portada de lunes.