QUINTANA: "DIRIGENTES DE LA COB EXPRESAN LENGUAJE DE GOLPE DE ESTADO"

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 8 de mayo (ABI).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo el miércoles que algunos dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) expresan un lenguaje de golpe de Estado, en medio de las violentas protestas, con cortes de ruta en las principales vías del país, en el tercer día de manifestaciones por mejores rentas para los mineros.

'Hay dirigentes que están expresando el lenguaje del golpe de Estado, porque hemos escuchado a dirigentes de la Central Obrera Departamental de Cochabamba decir, que así como lo hemos subido al Presidente Evo (Morales), lo vamos a tumbar, ése es el lenguaje golpista, ése es el lenguaje antidemocrático, ése es el lenguaje que usurpa la soberanía popular', denunció.

En conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno, Quintana advirtió que algunos dirigentes de la COB 'están torciendo la verdad' sobre el incremento del fondo solidario para incentivar el conflicto y la radicalidad.

Quintana pidió a los trabajadores movilizados que sean 'moderados en su lenguaje y se alejen de cualquier tentación golpista'.

'Pedirles que no se acerquen peligrosamente a los proyectos golpistas a los que ya nos acostumbraron el 2008, los prefectos golpistas y separatistas', reseñó.

Indicó que el lenguaje del golpismo y las amenazas de toma instituciones públicas son 'señales de intolerancia antidemocrática y de una inclinación peligrosísima a la desestabilización'.

'Queremos reiterar nuestro pedido de dialogo de que retorne la COB a la mesa de trabajo, evitemos el suicidio colectivo de Huanuni y pedir algunos dirigentes de la COB que se parezcan más a sus bases y se alejen de las tentaciones de violencia, de golpismo, de toma de instituciones públicas como lo han señalado de manera temeraria', instó.

La COB reclama una renta de jubilación de hasta 8.000 bolivianos para los mineros que aportaron 35 años y de 5.000 bolivianos para otros sectores; en contrapartida, el Ministerio de Economía planteó un máximo de 4.000 para el sector minero y de 3.200 para los demás asalariados.