PRESIDENTE DICE QUE HAY QUIENES USAN A FUERZAS SOCIALES PARA DEFENDER BIENES "MAL HABIDOS"

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 30 de octubre (MC).- El presidente Evo Morales dijo el martes que personas vinculadas con el contrabando y el narcotráfico utilizan a "fuerzas sociales" para defender bienes mal habidos, en alusión al conflicto surgido por el rechazo de choferes y gremiales al proyecto de ley de Extinción de Dominio de Bienes a favor del Estado.

"(?) se oponen algunos dirigentes, algunas fuerzas sociales, felizmente no todos, entiendo algunos que están metidos en narcotráfico contrabando tal vez,  usan fuerzas sociales para defender bienes mal habidos", dijo en su discurso en oportunidad de despedir a 22 técnicos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a España y Corea a capacitarse.

Agregó que no faltan organizaciones que "parecen defensoras de contrabandistas", lo cual se constituye en un problema muy serio.

"Quiero explicarles, las Fuerzas Armadas la Policía incauta casas o avionetas con droga y pasa a la Fiscalía pasa 2, 3, 4 años, el fiscal, el juez se lo devuelve una avioneta incautada con droga", mencionó.

El Jefe de Estado manifestó que los bienes incautados en actos ilícitos deberían monetizarse para bien del Estado.

El proyecto de ley de Extinción de Dominio de Bienes a favor del Estado fue aprobado en grande en la Cámara de Diputados, pero tras las observaciones de choferes y gremiales su tratamiento se paralizó.

La norma establece que en caso de flagrancia, la Procuraduría procederá al decomiso e incautación de todos los bienes que sean producto de alguna actividad ilícita, otorgando a los afectados un plazo para que presenten sus descargos.

Los choferes advirtieron que la norma es un riesgo para sus motorizados porque algunas personas podrían transportar droga o contrabando, sin su consentimiento, al igual que los gremiales, quienes ven un peligro en demostrar su derecho propietario.

Sin embargo, el Gobierno abrió un proceso de diálogo con ambos sectores, el mismo que fue desdeñado por los transportistas.