ESPINOZA: "MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO EL PERIÓDICO PÁGINA SIETE HACEN POLÍTICA Y NO PERIODISMO"

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 29 de octubre (MC).- La viceministra de Políticas Comunicacionales, Claudia Espinoza, señaló que medios de comunicación como “el periódico Página Siete hacen política y no periodismo, lo que lleva a profundizar la crisis de la credibilidad en los medios de comunicación”.

Claudia Espinoza  señaló,  a la Red Informativa del Estado Plurinacional, que esta crisis de credibilidad obliga a que las autoridades de Estado salgan a aclarar, por ejemplo, “este tipo de titulares  y noticias en los que incurren medios como  el periódico Página Siete  que obliga a pedir la rectificación, las autoridades tienen que exigir derecho a réplica,  porque muchas son entrevistadas  y de muy buena voluntad acceden, porque es una obligación rendir cuentas al pueblo, sin embargo, no se para que acuden a los medios, si al día siguiente o a las pocas horas,  aparecen las declaraciones tergiversadas y a veces ni siquiera pidiendo ese derecho a réplica  cumplen con su responsabilidad social”.

La Viceministra de Políticas Comunicacionales dijo que el Ministerio de Comunicación realiza seguimiento a este tema desde hace varios meses y a todos los medios de comunicación, sobre todo en casos dónde  a título de interpretación  se incurre en un engaño y una mentira constante al pueblo boliviano o a la opinión pública.

Espinoza  confirmó que existen casos de denuncia  que  llegan al Ministerio de  Comunicación y también se hace a través de otros espacios, donde se aplica la  defensa de grupos sectarios, la defensa de intereses de grupos familiares, intereses de partidos políticos.

“En el caso de Página Siete no es la primera vez  que incurre,  ya se ha incurrido en varias de estas faltas de ética periodística,  y precisamente lo que hizo nuestro Vicepresidente, Álvaro García, es demostrar como el periódico Página Siete  está  liderado por grupos políticos empresariales  que han tenido muchísima influencia, sobre todo, durante el neoliberalismo.

Y ahora son esos mismos grupos, podemos mostrar aquí algunos de los personajes que están en la directiva de Página Siete que han respondido a partidos como el MNR, ADN, que han estado y han sido parte del proceso privatizador y capitalizador de las empresas estatales de aquel tiempo”.

La viceministra, Claudia Espinoza, denunció además, algunos de los directivos que han sido cuestionados trabajaron junto a los  capitalizadores como Alfonso Revollo del MNR, en el gobierno de  Gonzalo Sánchez de Lozada, de Hugo Banzer.

“Lo que están haciendo estos medios de comunicación es política, no periodismo; cuando se incurre en la mentira, cuando se incurre en el engaño, en la tergiversación, en la manipulación estamos no solamente faltando a la ética periodística sino estamos engañando al pueblo mismo, eso es lo que estos medios de comunicación están realizando”.

TRIBUNAL DE ETICA PERIODISTICA DA LA RAZÓN AL EJECUTIVO EN EL CASO DEL PROGRAMA “ALO MARIANELA”

El Tribunal Nacional de Ética Periodística reprobó y deploró la conducción  periodística de Marianela Montenegro en el programa “Aló Marianela” emitido a través de los canales 33 (abierto) y 77 (cable COMPTECO) de la ciudad de Cochabamba, de fechas 7, 15, 16 y 17 de agosto de 2012, por vulnerar principios y disposiciones contenidas en el Código Nacional de Ética Periodística.

Esta fue una de las resoluciones emitidas por el Tribunal Nacional de Ética Periodística conformado por su presidente: Alberto Bailey, la Secretaria General, María Eugenia Verástegui y los vocales, Eduardo Rodríguez Veltzé y Waldo Albarracín el 18 de octubre de 2012, frente a la denuncia presentada por el Órgano Ejecutivo del Estado Plurinacional, en contra de la conductora del programa, Aló Marianela.

El órgano ejecutivo del Estado Plurinacional  presentó el seis de septiembre  una denuncia al Tribunal Nacional de Ética Periodística en contra de la conductora de Televisión, Marianela Montenegro. Entre las acusaciones vertidas por el  ejecutivo están “diarias y sistemáticas vulneraciones a la ética periodística”.

Se hace referencia a que en el programa conducido por  la denunciada se vierten “aseveraciones infundadas, calificaciones temerarias”, se facilita la participación de personas “… que incurren en racismo y otras formas de discriminación” y que se dedican más a la acción política que al periodismo.

Como prueba a estas vulneraciones, el órgano ejecutivo adjunto transcripciones de monitorio correspondientes a diferentes días de agosto, solicitando que el Tribunal Nacional de Ética Periodística TNEP se pronuncie sobre esta vulneración al Código Nacional de Ética Periodística (CNEP).

Además adjuntó el formulario de denuncia en el que figuran como vulneraciones al CNEP los deberes consignados en los incisos 1. Informar con exactitud y equilibrio, veracidad, oportunidad, pluralismo y la contextualización de los contenidos.  2.- Presentar las distintas facetas de la información tomando en cuenta, las diversas fuentes del suceso.

Además de Acatar y promover el respeto a la legislación  referida a proteger los derechos de las personas, sin discriminación alguna, en el marco de la diversidad humana, cultural y social.  Respetar el honor , la dignidad, la intimidad de la vida privada de todas las personas públicas y privadas; y la restricción prevista en el inciso 1.- que establece la Difusión de informaciones falsas , ni tendenciosas , ni aguardar silencio, parcial o total sobre hechos noticiosos.

Después de realizar un análisis el Tribunal Nacional de Ética Periodística, estableció que las expresiones de Marianela Montenegro y de la persona identificada como “Gioconda” en los programas Aló Marianela de agosto pasado, reflejan un lenguaje inapropiado y carente de respeto por la dignidad de las personas y desvirtúan un ejercicio ético de los derechos de libertad de expresión, opinión e información.

“No reflejan un propósito de informar con exactitud, equilibrio y veracidad, la conductora, tampoco la conductora presenta las diferentes facetas de la información, sin que la sola invocación de haber intentado comunicarse o invitar a las autoridades a su programa importe una licencia de criterio”, señala el documento emitido por el Tribunal Nacional de Ética Periodística.

 A esto se agrega en el análisis realizado en las pruebas emitidas por el ejecutivo en contra del programa “Aló Marianela”,  no se advierte respeto por la legislación secundaria que promueve el respeto por las personas en materia de discriminación, en el marco de la diversidad humana y vida privada de las personas al difundirse  en forma de especulación, situaciones que pueden afectar  los derechos de las personas aludidas incluyendo a menores de edad.