QUINTANA DENUNCIA QUE FERNANDO VARGAS Y 3 DIRIGENTES RECIBIERON DINEROS DE DIVERSAS FUENTES

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

Santo Domingo, BOLIVIA, 25 de septiembre (ABI).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunció el martes en el poblado amazónico de Santo Domingo, en el umbral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) que 4 dirigentes de los indígenas de tierras bajas se han corrompido y recibieron de dinero de partidos políticos, oenegés y hasta de la Gobernación de Santa Cruz para mantener en la oscuridad a la población de esa reserva natural en el nordeste de Bolivia.

En presencia de la presidente en ejercicio Gabriela Montaño, que llegó a Santo Domingo para entregar a su deprimida población potabilizadores de agua y baterías ecológicas de baño, Quintana denunció que dirigentes tales como Yosid Fabricano, Fernando Vargas, Miriam Yubanure y Bertha Bejarano "reciben plata de la Gobernación de Santa Cruz, reciben plata de los partidos políticos de la derecha,  reciben plata de organizaciones no gubernamentales internacionales".

Quintana que en 2011 dirigió la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y las Fronteras, denunció que estos 4 dirigentes, alineados en la oposición a la construcción de una carretera por medio del Tipnis, "quisieran que nuestros compañeros acá no hagan nada, contemplen el bosque, solamente pesquen y solamente se dediquen a sembrar ahí su chaquito para el arroz, eso para ellos es intangibilidad".

Yubanare, Bejarano, Vargas y Fabricano, que defienden la intagibilidad del Tipnis, la zona más deprimida de Bolivia, se oponen al desarrollo de las 69 comunidades que lo habitan, para mantener en pie pingües negocios con madera entre otros bienes naturales.

Dijo que los 4 dirigentes mencionados se coludieron con autoridades departamentales en el pasado en desmedro de la mayoría de la población del Tipnis.

"Acá tenían al gobernador o al prefecto emborrachando a nuestras comunidades con coca y con alcohol para que tengan que votar por esos gobernadores sinvergüenzas que se robaron la plata de todas nuestras comunidades", sostuvo.

Quintana pasó a describir las razones por las que tales dirigentes de indígenas de tierras bajas se han alineado en la oposición a la administración del presidente Evo Morales.

"Compañera Gabriela y el país entero tienen que saber las razones por las cuales hay dirigentes indígenas que hoy día están resentidos contra su propio pueblo, hoy día están bloqueándole a su propia comunidad, hoy día le están quitando el pan de la boca de los niños en estas comunidades (..)  están resentidos acá, compañeros hermanos y hermanas porque ya no les llega la plata de la Gobernación (de Beni),  ya no les llega la plata del Gobierno nacional a esos dirigentes, ya no les llega la plata a esos dirigentes que en nombre de estos pueblos indígenas, en nombre de su pobreza, esos  dirigentes, Presidenta se robaban la plata de estos compañeros", detalló.

Acusó a los dirigentes de mención de esculcar los fondos destinados a la construcción de escuelas y postas sanitarias, del bolsillo de los pobres, de mantener en el analfabetismo a la mayor parte de la población del Tipnis.

"Esos dirigentes, los mismos que hoy día están bloqueando en Gundonovia negociaban con el prefecto y con el gobernador la pobreza de nuestros compañeros, y hoy están resentidos porque hoy ya no reciben la plata de la gobernación", machacó.

También mencionó que el resentimiento de Vargas, Fabricano, Bejarano y Yunabare, radica en que "ya no  pueden traficar la madera de estos pueblos indígenas, de estas comunidades indígenas".

"Esos dirigentes como Fernando Vargas se robó la madera de esta comunidad, se robó la madera de estas comunidades hace 10 años en su condición de técnico del SERNAP, ese dirigente se robó la madera de este pueblo, que le dejó a esta comunidad", insistió.

Dijo también que el nuevo esquema político vigente en Beni ha cortado de raíz el tráfico de influencia de que ellos se valían.

"Se les terminó el negocio de traficar influencias con el gobernador para recibir la plata de la Gobernación en nombre de la comunidad, ahora el gobernador ya no entrega la plata a Fernando Vargas, ahora el gobernador ya no entrega la plata a ningún dirigente", dijo en medio de la aprobación de los asistentes.

Denunció, lo mismo, que las platas que se recaudaron para las marchas octava y novena, verificadas entre 2001 y 2012, y organizadas por la Confederación de los Pueblos del Oriente Boliviano, nunca llegaron a los caminantes.

"Nosotros no estamos enojados con ningún compañero que haya marchado, no tenemos por qué enojarnos con nadie que marche, porque es su derecho a marchar, es un derecho constitucional proteger su territorio, pero qué es lo que ha pasado: la marcha ha servido como pretexto para recibir, para buscar plata y en nombre del medio ambiente, en nombre de la protección del territorio indígena y en parque nacional nuevamente los engañaron a los compañeros", insistió.