MINISTRA DE JUSTICIA CALIFICA DE DESATINADAS DECLARACIONES DE JUAN DEL GRANADO SOBRE CHAPARINA

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 24 de septiembre (MC).- La ministra de Justicia, Cecilia Ayllón, calificó como “desatinadas” las recientes declaraciones del jefe del Movimiento Sin Miedo MSM), Juan del Granado, quien señaló que a un año de  registrados, existen pocos avances en el caso Chaparina, ocurridos el 25 de septiembre de 2011.

"Una más que otra, son enteramente desatinadas, pero creo que esas opiniones hay que dejarlas a las autoridades correspondientes, porque son casos que están siendo investigados que tienen que ser verificados por las autoridades judiciales y el Ministerio Público”.

La ministra Ayllon dijo que hay leyes y recursos que deben ser agotados; los procesos tienen que desarrollarse a través de los Tribunales de Justicia y no de “opiniones, muchas veces desafortunadas”.

Juan del Granado indicó que ya pasaron 12 meses desde que el MSM presentó una denuncia formal por los hechos delictivos en Chaparina, mientras que los fiscales a cargo del caso, Jaime Ponce y Patricia Santos, tomaron ocho declaraciones y excluyeron de la investigación al ex ministro de Gobierno y actual embajador de Bolivia en Naciones Unidas, Sacha Llorenti.

Frente a estas acusaciones, la ministra de Justicia, Cecilia Ayllon dijo que todo lo que se hace es dejar que las autoridades competentes hagan su trabajo.

Por lo tanto, estamos hablando de hechos que han sido denunciados y de autoridades  competentes del Ministerio Público que tienen que investigar,  los jueces tienen que realizar  el control jurisdiccional sobre esta investigación.

“Estamos hablando, además, de tribunales de sentencia y de jueces ciudadanos que serán lo que en última instancia dirán la última palabra y nos muestren que es lo que a criterio de ellos, como autoridades, realmente aconteció en estos hechos”, dijo, la autoridad.