AMANDA DÁVILA: MENSAJE PRESIDENCIAL FUE CLARO RESPECTO A LA ACTITUD DE CHILE

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 23 de marzo (ABI).- La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, señaló el viernes que el mensaje del presidente Evo Morales, en conmemoración a los 133 años de enclaustramiento marítimo, fue claro al fijar la posición del Gobierno boliviano respecto a la actitud de Chile.

"Creo que el mensaje Presidencial, ha sido un discurso absolutamente claro, al tomar realmente la opinión y la posición del Gobierno respecto a la actitud que tiene Chile", indicó a los periodistas.

Dávila dijo que el mensaje expresa el sentimiento del pueblo boliviano, en sentido de que va a continuar su demanda marítima en escenarios y tribunales internacionales, por ser un tema que está contemplado en la Constitución Política del Estado.

"En eso, el Presidente también ha explicado con toda sinceridad que el problema de la demanda marítima es un proceso largo que tiene que ser trabajado con mucho cuidado, porque no es una cosa de la noche a la mañana", sostuvo.

Asimismo agregó que la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), continua con la permanente consulta a ex cancilleres, presidentes y autoridades, como a intelectuales y movimientos sociales, que ayudan a elaborar la demanda internacional para que Bolivia obtenga una salida soberana al Océano Pacífico.

Dávila además agregó que el discurso fue "sincero" como corresponde siempre al Presidente, que a su juicio, es su "estilo", el mismo que fue bien recibido por las agencias internacionales de noticias.

En marzo de 2011, el presidente Evo Morales anunció la decisión de Bolivia de demandar a Chile ante un tribunal internacional para que restituya al país su cualidad marítima.

La posición boliviana se registró tras una serie de conversaciones y acciones enmarcadas en la Agenda de 13 puntos acordada, vigente desde 2006 y que, en lo concernido al tema marítimo, la piedra en el zapato de las relaciones entre La Paz y Santiago, no llegó a buen puerto.

En la denominada guerra del Pacifico, a fines del siglo XIX, Bolivia perdió 120.000 km2 y 400 km de costa.