GOBIERNO RECHAZA INFORME DE LA JIFE SOBRE CAMPAÑA BOLIVIANA EN DEFESA DEL ACULLICU

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

La Paz, 28 de febrero (ABI).- El Gobierno de Bolivia, a través de una carta enviada a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), rechaza los juicios emitidos por ese organismo independiente de las Naciones Unidas, sobre la campaña de legalización del acullicu (masticado) de la hoja de coca que lleva adelante.

"El Estado Plurinacional de Bolivia desea llamar la atención con hondo pesar sobre el carácter y las inferencias sesgadas de su nota, a tiempo de rechazar los juicios inaceptables, cuando la JIFE y su Secretaria debería limitarse a sugerir consultas, establecer un diálogo y solicitar explicaciones de los Estados, señala la carta fechada el 24 de febrero del año en curso.

La JIFE lamentó "la medida sin precedentes que adopta Bolivia de denunciar la Convención de 1961 tratando de legalizar la masticación de la hoja de coca".

Expresó también que Bolivia es uno de los grandes productores de la hoja de coca, y la situación normativa en materia de drogas en ese país podría tener repercusiones en otros países".

La carta enviada por el Ejecutivo consta de cinco carillas, en las que se explica el propósito de la demanda, sus alcances y sus fundamentos.

En una de las partes sobresalientes la nota establece que "El Estado Plurinacional de Bolivia lamenta que la Junta no haya comprendido ni reflejado la firme voluntad del gobierno de Bolivia de continuar siendo parte de la Convención de Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, y por ello se ve obligado a manifestar su terminante rechazo a las descalificaciones manifestadas en su nota".

El canciller David Choquehuanca, en un contacto con radio Panamericana, sobre el mismo tema manifestó que "esta entidad  (JIFE) visitó Bolivia hace meses atrás donde tuvimos una conversación larga y explicamos, yo pensé que JIFE entendió las razones que hemos expuesto que tienen que ver con el tema".

El Canciller aseguró que es una obligación del Estado reparar los errores cometidos en tiempos de la dictadura de Hugo Bánzer, cuando fue ratificada la Convención de 1961 que estableció la prohibición del acullicu de la hoja milenaria.

La autoridad aclaró que la "enmienda" a la Convención  presentada anteriormente fue remplazada por la "reserva", nueva figura que sólo involucra al país que la plantea y no así al conjunto de los miembros.

Choquehuanca manifestó que la medida, entre otros aspectos, también fue motivada por las muchas contradicciones que expresa la Convención al prohibir el acullicu, pero autorizar el uso de la hoja de coca en el ámbito medicinal y científico.

Adelantó que en el marco de la demanda, el país recibió el apoyo de algunas de las 18 naciones que anteriormente expresaron su observación al planteamiento boliviano, por lo que se tiene confianza en lograr el objetivo.

"Hasta fin de año tenemos para que países se manifiesten, los que han objetado la enmienda son 18 de estos algunos ya nos han manifestado que esta vez ya no rechazarán la reserva y han rechazado la enmienda porque afectaba a todos, pero la reserva solo para  Bolivia y no afecta la integralidad de la Convención", señaló.

Añadió que "estoy optimista de que los países nos permitan ser parte de la Convención, queremos ser parte", dijo.

Para el 12 de marzo está previsto el viaje del presidente Evo Morales junto a dirigentes cocaleros a  Viena, Austria, para hacer la defensa del acullico de la hoja de coca en la próxima reunión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).