SUBEN A 900 FAMILIAS AFECTADAS POR INUNDACIONES EN PANDO

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

Lauca Ñ, BOLIVIA, 21 feb (ABI).- En las últimas horas subieron a 900 las familias afectadas en el departamento amazónico de Pando por el desborde del río Acre, que devastó la población fronteriza de Bolpebra y que en su recorrido afectó al menos a seis barrios de la capital, Cobija, informó el martes el presidente Evo Morales y ratificó que las tareas de ayuda humanitaria continúan.

El Jefe de Estado recibió el informe en un contacto con el corresponsal de Radio Patria Nueva en Cobija desde la cabina de la radio Kausachun Coca, instalada en la población de Lauca Ñ, en el trópico de Cochabamba, desde donde dirigió un programa, como cuando era sólo dirigente sindical.

"Felizmente no hemos perdido ni una vida", subrayó al ratificar que el Ejecutivo está movilizado para prestar ayuda humanitaria a las familias afectadas en esa región amazónica y otras en las que también se reportaron inundaciones.

El Jefe de Estado aseguró que el Ejecutivo "está atento" a todo lo que está sucediendo en Pando y recordó que Defensa Civil y varios ministerios organizaron un operativo para trasladar ayuda humanitaria, alimentos y vituallas.

El Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se encuentra en Pando desde el pasado domingo, junto a otras autoridades de Defensa Civil y coordina con el Gobernador de Pando y la Alcaldía de Cobija las tareas de ayuda humanitaria.

El Primer Mandatario recordó que encomendó personalmente al vicepresidente Álvaro García Linera a dirigir, en el terreno, las acciones de rescate y auxilio.

Morales ratificó que, inmediatamente después de informarse de la tragedia, envió un avión Hércules de la Fuerza Aérea con al menos 20 toneladas de alimentos, carpas y vituallas y anunció que en las próximas horas partirá de La Paz otro avión, con una carga similar.

"La tarea inmediata es dar techo a las familias afectadas", explicó y pidió la solidaridad de todos los bolivianos al recordar que "solidaridad significa compartir todo lo que tenemos".

Según los reportes oficiales las familias han perdido todo por el desborde del río Acre, que creció en las últimas horas entre 6 y 8 metros, como no había sucedido desde 1981.

Los aguaceros caídos desde el viernes en las poblaciones amazónicas de Perú y Brasil han aumentado las aguas de los ríos Tahumanu, Beni, y otros aledaños, por lo que el gobernante boliviano recomendó a los pobladores de las riberas evacuar sus animales y sus pertenencias a lugares más altos.

Aunque informó que las aguas tienden a bajar, lo que permitirá tomar otras previsiones para evitar que el número de familias damnificadas aumente.