Gobierno deplora carácter sumiso de Mesa y señala que expresa su temor de enfrentarse en las urnas a Evo

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 11 de enero de 2019 (MC).- El gobierno nacional deploró este viernes el carácter sumiso del candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, quien pidió la intervención de la OEA en asuntos internos de Bolivia, y desveló que la actitud del político opositor expresa su temor de enfrentarse en las urnas al presidente Evo Morales, postulante a la reelección por el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Candidato bipolar, sumiso a intereses externos, como todos los que regalaron la Patria, pide intervencionismo, porque su única propuesta electoral y de vida, es que volvamos a ser una colonia, y esa nefasta intención, nunca será refrendada por el pueblo en las urnas”, escribió en su cuenta de Twitter, la ministra de Comunicación, Gisela López, aunque sin citar por su nombre a quien fuera vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Las críticas de la Ministra de Estado surgieron horas después de que Mesa pidiera a la OEA aplicar la Carta Democrática Interamericana, en un nuevo intento por anular la repostulación del presidente Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera en los comicios generales de octubre de este año.

Por su parte, el ministro de Justicia, Héctor Arce, afirmó que el uso político de la Carta Democrática de la OEA que solicitó Mesa, expresa el temor que tiene a enfrentarse al presidente Morales en las próximas elecciones generales.

“Solicitar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana es una actitud totalmente política de don Carlos Mesa, que denota temor, temor de enfrentar en las urnas al candidato Evo Morales y al candidato Álvaro García Linera”, dijo Arce a la ABI. 

El titular de Justicia remarcó que una eventual aplicación de la Carta Democrática Interamericana en Bolivia no procede, porque ese mecanismo se emplea cuando existe una ruptura del orden democrático en uno de los Estados miembros de la OEA, cosa que —subrayó— no existe en el país. 

“Creo que de una manera poco ética don Carlos Mesa pretende confundir o hacer ver que se puede aplicar un instrumento que él sabe muy bien no procede, no corresponde en este tipo de situaciones, porque ese es un mecanismo que está diseñado para otro tipo de situaciones”, sustentó.

La oposición boliviana —explicó Arce— presentó en dos oportunidades el pedido de medidas cautelares que fueron “contundentemente rechazadas”, también pretendió que la Secretaría General de la OEA presente ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una acción corruptiva que también fue desestimada. 

“Es decir, llegaron a una audiencia temática que se ha realizado hace algunos meses donde estuvimos nosotros presentes como Estado para hacer conocer la posición del Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia, del Órgano Electoral, la posición de toda la institucionalidad boliviana, y en la audiencia fueron refundidos con claridad meridiana, porque se ha demostrado que el Presidente es un candidato legal, legítimo”, enfatizó.

Para el Ministro de Justicia, es un “absurdo” plantear la aplicación de la Carta Democrática Interamericana desde el punto de vista jurídico, porque no procede y sólo pretende dañar al adversario. “No es una situación correcta, no es una situación ética”, insistió.

Por otro lado, señaló que Mesa fue parte del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), un partido que fue aliado de golpes de Estado que interrumpieron los procesos democráticos en Bolivia, como el de Hugo Banzer (1971) o de Alberto Natusch Busch (1979). 

“No tienen autoridad moral los gobernantes que han sido parte de partidos políticos que han conectado para interrumpir la democracia mediante cruentos golpes de Estado, sangrientos golpes de Estado. No tienen autoridad moral para hablar de la Carta Democrática Interamericana”, refrendó.

En ese contexto, Arce recomendó al candidato opositor que prepare una campaña electoral orientada a un “juego limpio”, sin manipulaciones para buscar captar el voto de la población

CARTA DEMOCRÁTICA

La Carta Democrática Interamericana se aplica cuando hay una alteración o una ruptura del orden democrático y puede terminar en la suspensión de un Estado miembro de la OEA. Este no es el caso de Bolivia.

“La OEA aplicó correctamente la Carta Democrática Interamericana en el caso de Venezuela, y esa misma consecuencia debiera tener en el caso de la demanda de respeto al 21F y el intento de ilegal repostulación de Evo Morales y Álvaro García”, escribió Mesa en su cuenta de Twitter.

La oposición sostiene que el referéndum del 21 de febrero del 2016 (21F) vetó una segunda postulación continua del Presidente y del Vicepresidente, sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral habilitó al binomio Morales-García Linera sustentado en un fallo del tribunal Constitucional Plurinacional.

A finales de 2017, el Tribunal Constitucional Plurinacional declaró legítima la repostulación de autoridades nacionales y subnacionales en sujeción a la primacía de tratados internacionales en materia de derechos humanos y reconocidos por la Constitución Política del Estado.

Concretamente la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, de 1996, de la cual Bolivia es signataria, que legisla sobre los deberes del Estado y los derechos políticos.