Bolivia respalda a Maduro y junto a países del ALBA rechaza la injerencia imperialista en Venezuela

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 08 de agosto (MC).- El gobierno boliviano ratificó este martes su pleno respaldo al presidente venezolano Nicolás Maduro, y en el marco de su VI Reunión Extraordinaria el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) rechazó la injerencia del imperialismo en asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.

"Manifestar  en nombre de presidente Evo Morales, del Gobierno Nacional y del pueblo boliviano, nuestro total respaldo a la hermana República Bolivariana de Venezuela  y a su gobierno presidido por el presidente Nicolás Maduro", aseguró la ministra de Comunicación, Gisela López.

"Bolivia ha rechazado el accionar de los intereses políticos que desde el extranjero vienen incentivando acciones para desestabilizar a su país y hacemos un llamado, también desde Bolivia a la comunidad internacional, a condenar esta clase de actos que lejos de contribuir a la paz están incrementando y promoviendo mayor violencia", agregó.

Al final de la VI Reunión, celebrada en la ciudad de Caracas, el ALBA rechazó la injerencia extranjera promovida por Estados Unidos en Venezuela y expresada en sanciones en contra de algunos de sus gobernantes, entre ellos del presidente Maduro.

"Rechazamos las sanciones económicas impuestas contra el pueblo venezolano, que constituyen una clara violación del derecho internacional, los derechos humanos y una inaceptable aplicación intervencionista que tiene como único objetivo afectar de manera directa al Gobierno Bolivariano y al pueblo de Venezuela", sostiene la Declaración Final del ALBA, leída por el secretario General, David Choquehuanca.

Fundada en 2004, el ALBA, que está integrado por Venezuela, Cuba, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Granadinas, también reconoció y respaldó la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, instancia que definió su supremacía sobre todos los poderes del Estado.

En el documento aprobado en Caracas, cancilleres y embajadores de los países del ALBA y de representantes de Surinam, El Salvador y Haití advirtieron que las sanciones impulsadas por Estados Unidos no ayudan a resolver la crisis, sino que agravan la crisis interna venezolana. 

Además, los diplomáticos ratificaron su compromiso de que solamente el diálogo permitirá superar la crisis política que actualmente afecta a Venezuela.

"Reiteramos el llamado al establecimiento de un diálogo constructivo y respetuoso para avanzar en la estabilidad política y económica de Venezuela", sostiene el texto que también recoge el respaldo al gobierno del presidente Maduro en la lucha por la soberanía de Venezuela.

En ese contexto, los países del ALBA denunciaron planes intervencionistas y desestabilizadores en contra de los gobiernos progresistas de América Latina.

"Denunciamos la existencia y desarrollo de un plan impulsado por el imperio, el cual pretende vulnerar el desarrollo de gobiernos progresistas en la región. Estamos conscientes para hacer frente y dar la lucha como ha hecho el pueblo venezolano", asegura la declaración.