Bolivia auspicia en Tiquipaya pacto mundial sobre refugiados y migración

Error message

Notice: Array to string conversion in arthemia_breadcrumb() (line 28 of /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

Tiquipaya (BOLIVIA), 19 de junio (Por Daniel Ramos - ABI).- En presencia de presidentes y ex presidentes de América y Europa, Bolivia acogerá entre martes y miércoles la 'Conferencia Mundial de los Pueblos para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal', que debe trazar el camino de un pacto mundial sobre refugiados y migración.

El municipio central de Tiquipaya, vecino de la ciudad de Cochabamba, escuchará a académicos, juristas, autoridades de gobiernos, movimientos sociales y defensores de los derechos de los migrantes y refugiados, en 5 mesas que darán a luz a la Declaración Mundial de Tiquipaya.

El presidente anfitrión de Bolivia, Evo Morales, inaugurará la Conferencia el martes por la mañana en predios de la Universidad del Valle, enclavada en el centro de Tiquipaya, donde se instalarán 5 mesas de debate.

Entre los ponentes se encuentran los ex presidentes de Ecuador, Rafael Correa; del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Colombia, Ernesto Samper, a su vez titular de la supranacional Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR); y de Paraguay, Fernando Lugo, abordarán los ejes temáticos de este encuentro mundial.

En las mesas de debate se tratarán, en primer término las "Causas estructurales y sistémicas que provocan la movilidad humana de un Estado a otro y el impacto del cambio climático". También la "Crisis económica, las guerras y las políticas intervencionistas sobre los flujos migratorios".

Lo propio, la "Contribución de los migrantes al desarrollo humano integral e incluyente de los pueblos" y las "estrategias conjuntas para la observancia, protección y ampliación de los derechos de los migrantes, refugiados y sus familias".

Por último, las "Propuestas para la construcción de una ciudadanía universal articuladora de las identidades plurales de los Pueblos y la soberanía de los Estados".

Al foro de Tiquipaya asistirá, asimismo, el vicepresidente de El Salvador, Oscar Ortiz y al ex vicepresidente de Nicaragua, Moisés Halleslevens.

El gobierno izquierdista del boliviano Morales convocó a este foro con el objetivo de fomentar una mayor solidaridad internacional y apoyo a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes.

"No puede haber personas ilegales, todos tenemos derecho a transitar en todo el mundo, hay políticas de libre mercado y globalización, pero no hay libre movimiento del ser humano", dijo el lunes Morales al inspeccionar la organización del evento.

El gobernante indígena, de 57 años de edad, aseveró que más de 2.500 representes de organizaciones sociales de Bolivia y 40 países brindarán sus aportes a la Conferencia que busca contestar, en la esfera de la política multilateral, la de la administración Trump.

Previo a la 'Conferencia Mundial de los Pueblos para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal', organizada por el Gobierno y las organizaciones sociales de Bolivia, decenas de personas participaron en el foro virtual sobre los refugiados y los migrantes en el sitio web http://www.mundosinmuros.gob.bo.

"Las guerras, los gobiernos totalitaristas, hacen que el Ejército se vuelque contra su pueblo de manera implacable, provocando que familias enteras se desintegren y en peores situaciones se vean obligadas a migrar a otros países o regiones del mundo poniendo en peligro la vida de sus familias", comentó Rolly Wagner, de Brasil.

"La migración es la búsqueda a una mejor vida, pues la pobreza es un factor por el cual muchas familias optan por dejar su país para estar en otro, con la esperanza de tener una mejor vida para ellos y mucho más para sus hijos", consideró Alba Espinoza, de Honduras.

"Las políticas de los gobiernos neoliberales, obligan a que los seres humanos deban emigrar para buscar condiciones de vida dignas que en sus propios países no encontraron y con ello se produce el consiguiente desarraigo, así como la lucha constante contra la discriminación, la exclusión y la xenofobia, tan promocionada por la derecha extrema, que busca profundizar las diferencias de los unos contra los otros, para seguir estigmatizando al extranjero, por lo cual el migrante se convierte en el sector más vulnerable y peor aún si el migrante es indígena y mujer, sin posibilidades reales para el logro de su bienestar", mantuvo, a su vez, Nicolás Díaz, de Argentina.

Sobre refugiados y migración, tema de la Conferencia Mundial de Tiquipaya,  la Organización de Naciones Unidas aprobó, el 19 de septiembre último, un avance decisivo en los esfuerzos conjuntos para afrontar los desafíos de la movilidad humana.

En la Declaración de Nueva York, los 193 países miembros de las Naciones Unidas alcanzaron un acuerdo sobre principios comunes para la gestión de la crisis de los refugiados y la migración.

El documento propone, entre otros objetivos, organizar mejor los flujos de refugiados, proteger mejor los derechos de los refugiados y los migrantes, y fomentar mejor sus derechos mediante la educación y el trabajo.

El documento, que no es vinculante, ya que solo es una declaración de intenciones, pretende ser el comienzo de un proceso con nuevas reuniones que debe desembocar en 2018 en un pacto global sobre los refugiados.

La Conferencia se materializará los días 20 y 21 de junio en esta coqueta ciudad emplazada a poco más de 400 km de La Paz, como respuesta a la represiva política migratoria del presidente ultraconservador de Estados Unidos, Donald Trump, que hace horas dio reversa al histórico acercamiento de 2015 de su país a Cuba.

En momentos en que la Organización de Estados Americanos (OEA) buscaba arreciar otra vez contra la Venezuela del presidente Nicolás Maduro, la Conferencia se pondrá bajo reflectores a una semana de que los ex presidentes de Brasil, Lula da Silva; de Uruguay, José Mujica y los mismos Morales y Correa se encuentren en Montevideo para una asunto de política local progresista.

Días después de que Washington se bajara del ecologista Acuerdo de París,  y en momentos que suman 4 millones los migrantes, en su mayor parte latinos, que fueron deportados de Estados Unidos en la última década, la Conferencia Mundial de Pueblos, a la que su santidad, el papa Francisco, enviará a un destacado suyo, toma su lugar en el caldeado escenario de la política internacional, desgarrado por imágenes de millones de desplazados por las guerras en Oriente Próximo y una parte de Europa alzando vallas para que no atraquen en sus costas los balseros 3.000 de los que han muertos ahogados en alta mar el último año.

También llegará a Tiquipaya al ex canciller español, Miguel Ángel Moratiños, y el ministro de Italia, Paolo Ferrero.