El Presidente asegura que mientras haya un solo boliviano, Bolivia no cejará en su lucha para volver al mar

Error message

Notice: Array to string conversion in arthemia_breadcrumb() (line 28 of /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 23 de marzo de 2017 (MC).- El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, informó este jueves 23 de marzo, Día del Mar, que se puso en marcha tres acciones en el marco del derecho internacional en respuesta a las agresiones de Chile y advirtió a La Moneda que mientras haya un sólo boliviano, Bolivia no cejará en su lucha por volver al mar.

"Mientras haya un solo boliviano en la faz de la tierra, seguiremos luchando por regresar al mar con soberanía y esta voluntad inclaudicable que anida en el corazón de más de 10 millones de bolivianos no cesará jamás", aseguró Morales.

Como cada año, el Primer Mandatario dio su mensaje desde la Plaza Abaroa en la ciudad de La Paz, en homenaje a la épica resistencia de Calama de 1879 contra la invasión chilena que enclaustró a Bolivia que entonces contaba con más de 400 kilómetros de costa marítima sobre el océano Pacífico y más de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en su departamento del Litoral.

El Presidente hizo mención en su discurso de las constantes vulneraciones que Chile comete contra del comercio internacional boliviano, al no garantizar el libre tránsito a los puertos del Pacífico establecido por el Tratado de Paz y Amistad del 20 de octubre de 1904, por lo que aseguró que ya se alistan acciones legales.

"Bolivia está estudiando los mecanismos legales en foros internacionales para hacer respetar los derechos al libre tránsito de nuestro país, derechos que han sido pisoteados, obstruidos como represalia por nuestra demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia", sostuvo el Jefe de Estado y recordó que el Silala es otro caso pendiente a resolver. 

De esa manera hizo alusión a la acción chilena del 6 de junio de 2016, cuando el gobierno de Michelle Bachelet, presentó ante la Corte Internacional de Justicia una demanda contra Bolivia para que sea ese tribunal el que defina si el Silala es un manantial o un río de cauce internacional.

Chile tiene, por definición de La Haya, hasta el 3 de julio de 2017 para presentar su memoria en el caso del Silala; Bolivia, hasta el 3 de julio de 2018 para entregar su contra memoria.

"Bolivia refutará con argumentos la memoria que Chile presentará este próximo 3 de julio en el caso de los manantiales del Silala. A diferencia de la demanda apresurada del Gobierno de Chile para defender los intereses privados de las empresas que lucran con las aguas de Bolivia, la defensa de Bolivia se basará en el derecho humano del agua, sobre todo, en la protección de los derechos de la Madre Tierra", indicó Morales.

Las recientes provocaciones chilenas a bolivianos no quedaron al margen del mensaje presidencial. Es así que el Jefe de Estado se refirió a lo ocurrido el 15 de marzo de este año, cuando la Tercera Comisaria de Antofagasta Carabineros de Chile exigió al Consulado de Bolivia retirar las banderas bolivianas colocadas en los predios diplomáticos.

ATROPELLO A LA SOBERANÍA BOLIVIANA

El Jefe de  Estado también cuestionó lo ocurrido cuatro días después de aquel hecho, el 19 de marzo, fecha en la que nueve bolivianos -dos militares y siete funcionarios aduaneros- que realizaban acciones de lucha contra el contrabando en la frontera fueron secuestrados en territorio nacional por carabineros chilenos y luego privados de libertad acusados de robo de mercadería en territorio chileno.

"El gobierno de Chile debe tener presente que las acciones de amedrentamiento que practica contra Bolivia, tales como retirar nuestra bandera nacional del Consulado de Bolivia en Antofagasta, y hace pocos días detener ilegalmente a valientes funcionarios aduaneros y militares bolivianos que luchaban contra el contrabando, se constituyen en violaciones a las convenciones y principios del derecho internacional que rigen la buena vecindad entre países hermanos", aseveró.

El Primer Mandatario indicó que los nueve compatriotas no están solos y que cuentan con el apoyo de todos los bolivianos, porque consideró que la detención es injustificada y se constituye en un hecho que refleja la vulneración de derechos humanos.

"Queremos que sepan que no los abandonaremos. Además de eso, quiero reafirmar nuevamente al gobierno de Chile: El contrabando no es comercio, es delito; por tanto, no se roba, se incauta", aseguró.

Dijo que el Estado Plurinacional no caerá en la provocación chilena y que antepondrá la razón de la ley y la justicia ante cualquier acto inamistoso, por lo que aseguró que  Bolivia seguirá optando por la justicia internacional para resolver las históricas heridas que hay entre ambas naciones.

Morales dio su mensaje dos días después de que Bolivia entregara su réplica a la Corte Internacional de Justicia de La Haya en respuesta a la contra memoria chilena en el marco del litigio por el mar radicado en ese alto tribunal desde el 24 de abril de 2011. 

Bolivia acudió ante el más alto tribunal de justicia de las Naciones Unidas para que los jueces, mediante un fallo, obliguen a Chile negociar de buena fe con el fin de llegar a un acuerdo, otorgando un acceso plenamente soberano al océano Pacífico.

"Bolivia entiende perfectamente que la negociaciones de una salida al mar deben respetar los intereses de ambos países y llegar a resultados sin vencedores ni perdedores, pero con soluciones justas", aseguró el Presidente.

"Bolivia está convencida  que la negociación es el mejor medio para que dos naciones hermanas hablen de frente sin negar sus asuntos pendientes para que en suma dialoguen y encuentren juntos las soluciones que ambas naciones esperan", agregó.