Vicepresidente pide por la unidad y prosperidad de Bolivia a la Madre Tierra

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

Pajchiri, BOLIVIA, 1 ago (ABI).- El vicepresidente Álvaro García Linera reivindicó el sábado en este poblado indígena al oeste de Bolivia la unidad y prosperidad del país, al abrir el mes de ofrenda a la Madre Tierra o Pachamama y, a la distancia, en suerte de alusión a la porfía del político opositor Comité Cívico Potosinista (Comcipo) que volvió a aislar la capital de Potosí.

"Venimos a pedir para todas las familias bolivianas del oriente, del occidente, norte, sur, el campo y la ciudad, alegría, prosperidad, que nos de salud, que nos proteja y nos mantenga unidos", dijo en el ritual que se realizó en el cerro Pajchiri, en la localidad altiplánica de Achacachi.

Acompañado por su esposa Claudia Fernández, el viceministro de Desarrollo Rural, Eugenio Rojas, y los mallkus, (autoridades nativas) invocó, en medio de una ofrenda a la Pachamama, "que no falte comida, que las cosechas sean buenas, que la lluvia llegue a tiempo y los fenómenos climáticos no afecten los sembradíos"."Que el Gobierno y el Estado siga generando recursos para seguir construyendo unidades educativas, hospitales, carreteras, para que Bolivia prospere y siga adelante", invocó.De acuerdo con la cosmovisión andina, agosto es el mes en que la Pachamama o Madre Tierra expone su fertilidad y sus hijos le rinden tributo físico y espiritual.

El mandatario de 56 años dijo invocar a los achachillas, deidades de la cosmovisión andina que moran los hielos sempiternos de las cumbres andinas.

"Estamos hablando, de cabeza blanca a cabeza blanca", sostuvo en tanto ofrendaba, incluso por la salud de su esposa, plantado de enfrente a los macizos Illampu e Illimani, emplazados sobre los 6.000 m de altura sobre el nivel del mar.

El gobernante pidió la unidad de Bolivia en momentos en que el Comcipo volvía a cortar las rutas de acceso a la ciudad de Potosí (sudoeste) tras aflojar durante menos de un día sus medidas de fuerza, hace casi un mes, para que su población de 300.000 habitantes se reabastezca.Dea/cc ABI