Ampliado del MAS: Evo Morales propone ganar el 2014 con el 74%

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

El Presidente Evo Morales aspira ganar las elecciones generales del 2014 con el 74 por ciento de los votos, un 10 por ciento más que en las últimas elecciones del 2009, afirmó hoy con convicción al inaugurar en Cochabamba el ampliado nacional del Movimiento al socialismo MAS-IPSP. 

El jefe de Estado se mostró confiado en confirmar el récord del partido de gobierno en la vida política de Bolivia, con seis elecciones ganadas, por lo que, “si no hay divisiones, no hay quien nos pare”.

La unidad es el triunfo

Si en 2005 el único capital político que disponía Morales y el MAS eran el sentimiento y la conciencia del pueblo, hoy tienen para repetir el triunfo: siete gobernaciones, 280 alcaldías, dos tercios en las cámaras legislativas, mayoría en la asambleas departamentales. Y, sobre todo, principios y valores heredados de los antepasados que lucharon por la liberación del pueblo. Y un programa de gobierno que será la Agenda Patriótica del Bicentenario, pensada para las nuevas generaciones que el 2025 serán actores centrales en el desarrollo de Bolivia.

El ampliado fue convocado para organizar la participación del MAS-IPSP en los próximos comicios generales que se cumplirán exactamente dentro de un año, de acuerdo con el calendario del Tribunal Supremo Electoral. 

La Agenda Patriótica como programa de gobierno

Con miras a las elecciones, el MAS-IPSP buscará definir la Agenda Patriótica del Bicentenario para presentarla al país como programa de gobierno, un programa que salga del pueblo, que reúna sus aspiraciones y demandas con proyección a los 200 años de fundación de Bolivia.

Con la meta de obtener el 74 por ciento de las preferencias electorales, el MAS se propone “marcar otro hecho histórico”, para lo cual el presidente del Estado convocó a la militancia del partido, congregada a través de movimientos sociales y representaciones regionales, a planificar, a movilizarse, a fin de garantizar el proceso de cambio, y a través de éste la revolución democrática y cultural.